Enredarte: expo en Móstoles

posted in BLOG

Enredarte: expo en Móstoles

¡Un sueño que se ha cumplido de forma única y e imborrable!

El pasado Sábado 7 de Abril en Enredarte tuve el privilegio de poder devolver a Móstoles -la ciudad donde pasé parte de mi infancia y juventud- un poquito de lo que me dio. Aquí fue donde, con 16 años, expuse por primera vez en un centro cultural; aquí fue donde conocí a algunas de las personas más importantes de mi vida, como mi fallecida amiga Rosa, a quien dedico ésta exposición, y a tantos otros grandes amigos; aquí fue donde por primera vez me enamoré; donde me atreví a soñar con vivir haciendo lo que amo y viajar a tierras lejanas.

Encontré Enredarte gracias a la recomendación de mi vieja amiga del instituto Juan Gris, Mariajo. Yo buscaba un lugar familiar y autentico en donde mostrar mis Portadas de Discos Retro en un ambiente musical y alternativo. El día que fui a conocer el local, un Jueves por la noche, hacía frio y llovía. No me apetecía nada desplazarme hasta allí. Cuando llegué a ese barrio residencial me preguntaba qué carajo hacía yo en un lugar donde lo más excitante de la vida nocturna es el sonido de la tele de algún bar taciturno. Cuando así la pesada puerta de Enredarte, por un segundo me detuve a decidir si abrir o regresar a Madrid…

La magia siempre ocurre en las circunstancias más inverosímiles. Es algo que he aprendido. Abrí la puerta. Inesperadamente, mi vieja amiga Mariajo estaba allí. ¡Fue emocionante volver a verla! El organizador con el que había mantenido el contacto esos días vino a recibirme con una chapa enorme en la solapa de mi grupo de rock favorito: YES. Instantes después me presentaban a otra de las organizadoras: Chus. Se trata de una de las amigas de Móstoles a las que más cariño tengo y con quien, junto a su marido Jesús, perdí el contacto ¡hace casi 30 años! Después de una ducha de abrazos, me contaron sobre el precioso proyecto colectivo que han hecho realidad. Personas con sueños, ilusión, ganas, espíritu de comunidad y por encima de todo muy buen rollo. Entonces sentí que mis obras y yo habíamos llegado a casa.

La magia ocurre. Y ocurrió gracias a tod@s los que hacen Enredarte, sin duda uno de los clubs más underground y autenticos de Madrid. Y gracias a toda la gente maravillosa que vino a traerme su cariño, que tanto necesitaba tomar y dar.